Liquidación de la Sociedad de Gananciales

LIQUIDACIÓN DE LA SOCIEDAD DE GANANCIALES
Es el proceso por el que en se identifican los bienes privativos de ambos cónyuges, si existieran, se determinan los bienes comunes mediante la realización de un inventario en el que se relaciona el activo y el pasivo de la sociedad, después se procede a la cuantificación del activo y el pasivo y por último a la división y adjudicación a cada uno de los cónyuges de su correspondiente cuota de participación que ha de ser equitativa.

Ejemplos de bienes privativos:
  • Los heredados o recibidos en donación.
  • Los adquiridos con anterioridad al matrimonio.
  • Las indemnizaciones por daños a la persona (lesiones de accidentes laboral o tráfico).
  • Los adquiridos con bienes propios de uno de los cónyuges.
  • Las herramientas del trabajo, por ejemplo, el instrumental médico de una clínica.
  • La ropa y objetos de uso personal.
  • Los derechos de autor, patentes.
  • Derechos nos transmisibles (derecho al cobro de una prestación social.
 
Ejemplos de bienes gananciales:
  • Vivienda adquirida dentro del matrimonio.
  • Premios juegos de azar.
  • Indemnizaciones por despido improcedente.
  • Los obtenidos por el trabajo o empresa de cualquiera de los cónyuges.
  • Los frutos rentas o intereses que produzcan los bienes gananciales y los bienes privativos.
  • Los adquiridos con dinero ganancial.
  • Las empresas o sociedades creadas durante el matrimonio.

Es importante no posponer, tras el divorcio, demasiado la liquidación de gananciales ya que se trata de un procedimiento en el que es imprescindible acreditar la naturaleza de cada uno de los bienes que componen la sociedad de gananciales para lo que es necesario documentarlo convenientemente jugando el contra de la facilidad probatoria el tiempo que transcurra

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continua navegando está dando consentimiento a su uso y aceptando nuestra politica de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies