El convenio regulado

El convenio regulador es un requisito a la demanda de nulidad o divorcio si ésta se realiza a petición de ambos cónyuges o de uno con consentimiento del otro.

El artículo 90 del Código Civil establece el contenido mínimo que debe tener el convenio regulador en relación con el cuidado de los hijos, régimen de visitas, atribución del uso de la vivienda, contribución a las cargas del matrimonio y alimentos.

El convenio regulador necesita de la aprobación por parte del juez y tiene fuerza ejecutiva.

Cabe la posibilidad de que se alteren sustancialmente estas medidas por cambio de las circunstancias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continua navegando está dando consentimiento a su uso y aceptando nuestra politica de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies